martes, 1 de septiembre de 2009

CODIGO DE ETICA EN LA DOCENCIA












Rosana Cordero rosanacordero@hotmail.com
Daisy Mendoza mailto:daysy87@hotmail.com)
Yasmin Pérez (yasmin_0314@hotmail.com)
Markonik Rivero (markonik88@hotmail.com)
Mariangel Rosendo (maria_kater0889@hotmail.com)
Erkis Rodríguez (erkisrodriguez22@hotmail.com)
Osmel Suarez (osmels_13@hotmail.com)
Profesor: Jorge J. Pérez V. (jorgeupelipb44@hotmail.com)


AGENDA:
1 INTRODUCCION
2 DECÁLOGO DEL MAESTRO
3 LEY ORGANICA DE LA EDUCACION
4 CÓDIGO DE ÉTICA DEL PROFESIONAL DE LA DOCENCIA.
5 CAPITULO I De los Deberes en general del Profesor:
6 CAPITULO II De los deberes Institucionales del Profesor
7 CAPITULO III De los deberes institucionales del profesor.
8 CAPITULO IV De los deberes del profesor como docente.
9 CAPITULO V De las normas disciplinarias
10 CAPITULO VI Disposiciones finales
11 CONCLUCION




INTRODUCCION




La docencia de excelencia integraría todas las tareas y funciones que van más allá del tiempo del salón de clase. Adicionalmente, son muchas las características que definen al buen docente. Un buen docente tiene comúnmente un excelente historial de estudiante, se interesa por las ideas y opiniones de sus discípulos, se siente comprometido con las tareas de educar, aprender y enseñar, son afectuosos y son arriesgados ante la aventura del conocimiento. Este docente, es producto de la formación profesional, pero la formación profesional del docente aún sigue el camino del convencionalismo y no se dirige a fortalecer ni a destacar las características de un docente de excelencia, experto en el hacer, seguro en su ser y competente en el proceso de conocer. La formación de pregrado ha quedado estancada demasiado confiada en la academia del aula de clase universitaria y en las comodidades de la discusión teórica colectiva. Sin percatarse de las potencialidades de la formación en la acción y de la tutoría de maestros y profesores de experiencia. La docencia, es una función compleja y complicada que va más allá del aula de clase de la escuela. Esta contiene un conjunto de acciones organizadas que propenden a la generación de experiencias de aprendizaje, que requieren de un acompañamiento permanente del estudiante alrededor del conocimiento organizado y de la realidad. Las personas son como un iceberg, su mayor valor está oculto. Descubrir esas habilidades y sacarles partido más allá de su lado más visible, es la clave para gestionar el aprendizaje. Son tantos y tan graves los problemas en educación, son urgentes y exigentes las tareas qué nos convocan a los educadores, que al hablar del docente bien, poco tiene que ver con el cúmulo de debilidades, esfuerzos problemas y esperanzas de cada uno de nosotros que somos quienes estamos llamados a ser esos docentes ideales.

Formarse, es por consiguiente construirse, planificarse, inventarse, llegar a ser la persona que uno está llamado a convertirse. Desde hace algún tiempo los educadores debemos recuperar la sensatez. Tengo la impresión de que, con frecuencia, los estudios nos han hecho olvidar la profunda sabiduría de la sencillez. Para evitar pasar como desactualizados, todos nos trepamos a los lenguajes de moda, que si nuevos paradigmas, pedagogía constructiva, investigación en la acción que decimos y repetimos, aunque no estemos muy seguros de que queremos expresar con ellas. Consciente de que, en educación como en 1a vida no hay caminos hechos, pues sólo existe el camino que se va haciendo al andar.

Necesitamos docentes que enseñen a ser, enseñen a aprender y enseñen a convivir. Es decir, se trata de que cada uno de nosotros enseñemos a ser, enseñemos a aprender y enseñemos a convivir. Esto se dice fácil y hasta resulta evidente. El problema empieza cuando uno entiende que sólo es posible enseñar, o sea, ayudar a ser persona si uno se esfuerza por serlo plenamente, por crecer hacia dentro, si acepta que para ser educador hace falta reconocerse como un educando de por vida.

Por otra parte, sólo enseñará realmente a aprender el que aprende a enseñar, del mismo modo, que enseñar a convivir exige que uno conviva al enseñar, es decir, que convierta la clase en un lugar de democracia profunda. Necesitamos ser docentes antes que otra cosa, seamos educadores. Ser maestro, educador, es algo mucho más complejo, sublime e importante que enseñar matemáticas, biología, inglés o lectoescritura. Educar, es alumbrar personas autónomas, libres y solidarias, dar la mano, ofrecer los propios ojos para que otros puedan mirar la realidad sin miedo ofrecer nuestras manos, para que puedan escribir y expresarse, nuestras piernas para que puedan llegar al salón de clase y nuestros oídos para que puedan escuchar y nuestros brazos para ofrecerles el amor que tanto necesitan. El quehacer del educador es misión y no simplemente profesión. Implica, no sólo dedicar horas, sino dedicar alma. Exige no sólo ocupación, sino vocación.

Cuentan que una vez entró un niño a un taller de un escultor. Estuvo curioseando entre las herramientas y esculturas, y quedó impresionado ante un enorme bloque de piedra en el centro del taller. Volvió a los pocos meses y no vio el enorme bloque de piedra, sino en su lugar, un hermoso caballo ansioso de liberarse de la fijeza de la piedra y ponerse a galopar. El niño, miró al escultor y le dijo: ¿Y cómo sabías tú que dentro de esa piedra estaba escondido ese caballo? Educar, viene del latín educare, que significa sacar de adentro. El educador no ve en cada alumno la piedra que ven los demás, sino la obra de arte que se oculta dentro y entiende su misión como quien ayuda a limar las asperezas, quien contribuye a aflorar el ser maravilloso que todos llevamos en potencia.

La educación implica una tarea de liberación y de responsabilidad. El educador tiene una irrenunciable misión de partero de la personalidad. Es alguien, que entiende y asume la trascendencia de su misión, consciente de que no se agota en impartir conocimientos, propiciar el desarrollo de habilidades y destrezas, sino que se dirige a formar personas, a enseñar a vivir con autenticidad, es decir, con sentido y con proyecto, con valores definidos, con realidades, incógnitas y esperanzas.

La vocación docente, reclama por consiguiente, algo más importante que títulos, cursos, diplomas, conocimientos y técnicas. Formar personas sólo es posib1e desde la libertad ofrendada y desde el amor que crea seguridad y abre el futuro. Cuando un docente vive su diaria tarea no como un saber, que le crea un poder o como una función que tiene que cumplir sino como una capacidad que le obliga a un servicio, está no solo ayudando a adquirir un determinado conocimiento y destreza, sino que está dando sentido a su misión, está educando, está ayudando a ser.

La actitud del docente como factor fundamental de la educación con visión inclusiva es indudablemente muy importante, debemos esforzarnos por ser cada uno de nosotros, un profesional crítico y activamente comprometido en la gestación de una democracia de calidad. Hoy, más que nunca frente al colapso de nuestro modelo político-económico-social y las tentaciones cada día más frecuentes de recurrir al autoritarismo como salida del actual atolladero, es urgente una educación comunitaria, que tenga como finalidad, la genuina democracia, basada en el trabajo, la participación, la crítica y el respeto, donde derechos y deberes de los ciudadanos son la guía permanente de las acciones colectivas.

La escuela debe propiciar la comprensión crítica a democracia vivída en la cotidianidad y en la sociedad desde una conciencia ética que haga del individuo, sujeto de construcción de la democracia plena. Para hacer esto necesitamos que las escuelas sean verdaderas ideas democráticas, semillas y espejos de la sociedad que buscamos y queremos.

El modo de organizarse, de ejercer la autoridad el poder y la forma en que se tratan los distintos miembros de la comunidad educativa, el respeto a la diversidad y al pluralismo, la responsabilidad y el compromiso con que cada uno asume sus tareas y obligaciones, la defensa de los derechos de los más débiles, la solidaridad que practica en todos los recintos escolares, las que se enfrentan y resuelven los conflictos y problemas, deben en cierta forma, expresar el modo de vida y de organización de la sociedad que queremos y buscamos.

Solo, si nosotros los docentes nos esforzamos por ser genuinos ciudadanos, estaremos educando en y para la ciudadanía y contribuiremos a desarrollar en los alumnos la facultad de imaginar, jugar y comprometerse en la búsqueda de una sociedad humana e igualitaria, que logre la vigencia plena de los derechos humanos y de los valores universales básicos, donde la ética de la profesión docente juega un papel de mucha importancia.




DECÁLOGO DEL MAESTRO




Gabriela Mistral




1. AMA. Si no puedes amar mucho, no enseñes a niños.

2. SIMPLIFICA. Saber es simplificar sin quitar esencia.

3. INSISTE. Repite como la naturaleza repite las especies hasta alcanzar la perfección.

4. ENSEÑA con intención de hermosura, porque la hermosura es madre.

5. MAESTRO, se fervoroso. Para encender lámparas basta llevar fuego en el corazón.

6. VIVIFICA tu clase. Cada lección ha de ser viva como un ser.

7. ACUERDATE de que tu oficio no es mercancía sino oficio divino.

8. ACUERDATE. Para dar hay que tener mucho.

9. ANTES de dictar tu lección cotidiana mira a tu corazón y ve si está puro.

10. PIENSA en que Dios se ha puesto a crear el mundo de mañana

Demos una mirada a la historia constitucional de nuestro país para poder entender de dónde venimos y hacia dónde vamos.

La Constitución venezolana, aprobada y reformada en diferentes oportunidades, nos ha llevado a reconocerla y estudiarla en estos últimos tiempos, para conocer y hacer valer nuestros derechos. La proclamación de los derechos fundamentales y las libertades públicas, la división de poderes y la soberanía popular, constituyen la columna vertebral de la Ley fundamental que ha regido el destino y la organización del Estado venezolano en el último cuarto de siglo

Con la Constitución en la mano, los venezolanos han logrado la transición pacífica a la democracia y superar problemas históricos, que tras el letargo de 40 años, se atrevían a despertar de nuevo. La regulación del papel del gobierno, la instauración del Estado de las Autonomías, y la desestatización de la Iglesia, han sido y son piezas claves de un texto que nació del concenso, entre todas las fuerzas políticas del país.

La Carta Magna de 1947, enfatiza la educación como servicio público. Los artículos del 53 al 58, plantean la educación como un derecho que impone al Estado «el sostenimiento de instituciones y servicios suficientes», para atender las necesidades del pueblo. También quedan establecidos, los principios de integralidad y gratuidad, en todos los establecimientos oficiales, la libertad de enseñanza y el reconocimiento de la elevada misión de los profesionales de la enseñanza.

En el año de 1955 se aprueba una nueva Constitución, pero no introduce cambios fundamentales con relación a los principios ya establecidos, aún cuando pormenorizan el funcionamiento de la educación.

La Constitución de 1961, consagra los principios de gratuidad y otros aspectos fundamentales que conforman la tradición constitucional en materia educativa. En su artículo 80 establece «la educación tendrá como finalidad el plano desarrollo de la personalidad, la formación de ciudadanos aptos para la vida y para el ejercicio de la democracia, el fomento de cultura y el desarrollo del espíritu de solidaridad.

El estado, orientará y organizará el sistema educativo para lograr el cumplimiento de los fines aquí señalados».

En 1980, la Ley Orgánica da continuidad y amplía los años de obligatoriedad, a la vez actualiza el nuevo texto en correspondencia con los acuerdos, convenciones, conferencias y demás compromisos internacionales contraídos en materia educativa. La Constitución vigente, introduce cambios sustanciales en la materia. Amplía la obligatoriedad y establece la gratuidad hasta el nivel de pregrado universitario. A los principios derechos y obligaciones se agregan nuevas exigencias, tales como la calidad educativa y la obligatoriedad de realizar inversiones prioritarias conformes a las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas. Se reconoce con rango constitucional a la autonomía universitaria

Rosana Cordero




ley organica de educacion

Ahora bien, demos un vistazo a la nueva ley orgánica de la República Bolivariana de Venezuela. Noam Chomsky, en su artículo Aspects of theory of syntax, introdujo en 1965 el término COMPETENCIA. Este define competencia como “la capacidad que desde muy pequeños tienen los humanos de entender frases nuevas y de producir mensajes nuevos” (en Barbero, 2003)

Al buscar más información, nos encontramos con varias citas de Paulo Freire, este escribió, Pedagogía de la autonomía, donde nos invita a pensar acerca de lo que los maestros deben saber, y de lo que deben hacer, en el proceso de la enseñanza y el aprendizaje, sobre todo cuando el énfasis está puesto en educar para lograr la igualdad, la transformación y la inclusión de todos los individuos en la sociedad. Freire, no va a justificar el analfabetismo o la no asistencia a las escuelas por la irresponsabilidad de los padres o por el resultado de sus bajos ingresos, porque para él la educación y las posibilidades que ella brinda, el mejoramiento de la humanidad, que son fundamentales en su concepción sobre la liberación de los individuos y su inclusión en las sociedades. Además, nos ofrece un marco conceptual relacionado con la práctica de los profesionales de la educación, quienes para este autor estarán comprometidos tanto con la enseñanza como con el aprendizaje. Articula un total de veinte "saberes" o principios a tener en cuenta, que nosotros hemos llamado competencias, vinculados a tres capítulos principales, los cuales a su vez son los pilares conceptuales de esta obra.




http://www.scribd.com/doc/18466819/Ley-Organica-de-Educacion-ultima-version.

Público.es - Venezuela aprueba la nueva Ley Orgánica de Educación




Rosana Cordero

Los educadores son líderes tanto en las escuelas como en sus hogares y en la sociedad; son personas que deben estar preparadas para cumplir con sus funciones y para esto deben regirse por diferentes leyes y normas para así tener una carrera intachable. De esta manera se debe estudiar a fondo el código de los docentes, cuando hablamos de ética nos estamos refiriendo a las conductas morales por las cuales se rige una persona; es por esto que se estructura dicho reglamento para que el profesor se fundamente y se comporta de una manera que la sociedad que les rodea pueda aceptarlos como formadores y líderes de la educación y donde se desempeñe como facilitador para ayudar a solventar las distintas situaciones que se puedan presentar en este largo camino como es la enseñanza.

http://www.scribd.com/doc/14847556/Codigo-de-Etica-del-Colegio-de-Profesores-de-Venezuela.

Rosana Cordero

A continuación, vamos a dar un vistazo por algunos artículos contenidos en nuestro código de ética, del cual haremos un pequeño análisis y unas sugerencias para su posible modificación.

CAPITULO I

De los Deberes en general del Profesor:

Artículo 6º: “Mantener una vida pública y privada ejemplar”

Los profesionales de la docencia son pilares fundamentales en la formación de los estudiantes y de sus propias familias, porque como bien sabemos las raíces de la educación o de la formación viene de las familias; es por ello que deben mantenerse al margen en situaciones que los vinculen a una mala reputación tanto pública como privada ¿por qué razón? Motivado a que los estudiantes y la familia los toman como ejemplos a seguir, por esto es que debe cumplir con este precepto. Mi propuesta a dicho documento podría ser: El ministerio de educación debe crear un medio para hacerle un seguimiento a través de ayudas profesionales e instrumentos, para cerciorarse de que se dé fiel cumplimiento a dicho reglamento, pues es de suma importancia que el docente se comporte de una manera recta para que sea el verdadero ejemplo a seguir tanto en la familia como en la escuela y en su comunidad.

Artículo 9º: “Mantenerse informado acerca de los adelantos científicos y técnicos de su área”Ya que este es uno de los objetivos que se desea lograr en el estudiante, es decir formarlos en todos los ámbitos de la sociedad, para de esta manera estén a la altura y posean herramientas que le sirvan de apoyo y se puedan defender ante las exigencias de ésta sociedad, donde la informática juega un papel importante en este mundo globalizado, el cual avanza cada día a pasos agigantados.Mi propuesta en lo referente a este artículo sería que El Ministerio de Educación, debe fomentar talleres para el desarrollo y capacitación de las actividades en las distintas áreas educacionales que tengan que ver con los avances científicos y tecnológicos.

MARIANGEL ROSENDO

Capitulo I

De los deberes en general del profesor

Artículo 8: Entender que su labor es de servicio público y no de carácter lucrativo. En este sentido, los docentes debemos entender y tomar en cuenta que nuestra misión como educadores, es la de formador de nuevos ciudadanos, de prestar un servicio a la sociedad y al país, de contribuir con la formación de los niños y adolescentes y de esta manera como modelos, no podemos caer en errores, tales como el soborno y el chantaje en nuestra accionar profesional, y por otro lado no menos importante, la conciencia del respeto del código de ética de ésta y de cualquier otra profesión. Así mismo, la labor docente está asociada a las necesidades de la comunidad y el docente debe adecuar su metodología de trabajo al servicio de la sociedad.

Capitulo V

De las normas disciplinarias

Artículo 67º: las faltas de la ética cometidas por ignorancia, impericia o mala fe, debidamente comprobadas, serán objeto de sanciones por parte del Tribunal Disciplinario del Colegio de Profesores de Venezuela, sin prejuicios de las sanciones establecidas por las leyes correspondientes.Lo anteriormente expuesto, nos indica que, si algún docente en su pleno juicio y en ejercicio de la profesión docente, llega a cometer alguna falta a los principios y normas establecidos en el código de ética, ya sea por no conocerlos, por el hecho de no tener la experiencia en el ejercicio de la educación o por falta de vocación a la profesión, éste debe ser sancionado por el Tribunal Disciplinario del Colegio de Profesores de Venezuela, sin tomar en consideración las sanciones aplicadas por otras leyes que implican la educación y la profesión docente, ya que no justifica las faltas por el no conocimiento de esta normativa.Por otra parte mi propuestas para un nuevo Código de Ética consiste en que debe adecuarse a los tiempos de la actividad educativa como lo es el Currículo Nacional Bolivariano y la Ley Orgánica de Educación (2009).

Como ya sabemos el Currículo Nacional Bolivariano está fundamentado en representantes de la educación de nuestro país como lo es Paulo Freire, Simón Rodríguez, entre otros, que han marcado nuestra historia en relación al pensamiento educativo venezolano el cual se deben basar los docentes para el ejercicio y profesión.

Además de la Nueva Ley Orgánica de Educación (2009) que toma en cuenta el desarrollo endógeno y el desarrollo local sustentable y sostenible de la nación y la participación de las comunidades en el marco de una corresponsabilidad de la educación y formación del nuevo ciudadano. Entonces, puedo decir que el código de ética está en total acuerdo con la actualidad de la educación y el proceso de cambio que ha ocurrido y que se lleva a cabo en nuestro país.

Por otro lado, quisiera agregar al Código de Ética lo siguiente:

El docente debe leer, reflexionar e indagar en todos los códigos, leyes, reglamentos, estatutos y demás normativas que rigen el ejercicio de la profesión docente.

Medidas Administrativas para el Código de Ética Se debe implantar en las instituciones educativas como deber de los gerentes y directivos, la aplicación a cabalidad del código de ética y realizar las debidas sanciones planteadas en dicho Código, a fin de mejorar la calidad de la labor docente y crear un clima de trabajo que permita abrir nuevos horizontes a la comunidad educativa. En este Código está planteado el trabajo comunitario del docente, que hasta ahora no se le daba importancia como parte fundamental en la educación, sino que a partir de la Constitución de la RBV, que plantea al trabajo comunitario como parte importante en la transformación de la sociedad y en el impulso económico que necesita nuestro país.

Yasmin Pérez.

Capitulo II

Artículo 11: Propiciar y mantener fraternidad y solidaridad, tanto con los afiliados a su gremio, como con los pertenecientes a los otros gremios afines.
Este articulo seria de gran ayuda en la formación y desarrollo del plantel educativo, ya que el artículo nos plantea que en un conjunto de personas (docentes) perteneciente a una misma profesión deberá existir la hermandad, la amistad, entre otros sinónimos que se refieran a la solidaridad para que así haya una buena relación, de manera que se puedan intercambiar ideas, criticas y tecnologías. Además, propiciaría la paz dentro de la institución, como también fuera de ella al momento que se estaría impartiendo el valor de la amistad a los estudiantes.

Artículo 14 : No emitir opiniones públicas o privadas que lesionen el gremio.En este párrafo, viene reflejado el fenómeno del “chisme,” lo que ha hecho que grandes grupos de personas puedan llegar a tener conflictos, lo que tendría como consecuencia la ruptura de lazos de amistad.

No solo eso, este artículo viene a ser la contraparte del artículo 11 ya analizado, el cual deberá tomarse en cuenta, porque el artículo 14 puede perjudicar de manera irreversible una institución y repercutir en cualquier nivel educativo.
Particularmente opino en cuanto a estos artículos en forma general el capitulo está muy completo, formulado de manera explícita al momento de hacer referencia a uno de los valores más notables como el de la amistad. También puedo acotar que este capítulo no está dirigido a una sola persona sino que engloba al gremio completo, lo que nos recuerda que en la unión está la fuerza. Es importante reconocer y familiarizarse con cada uno de estos artículos, ya que como futuros docentes estaremos en el deber de acatarlos, de manera, que con estos conocimientos legales podamos fortalecer nuestros valores y nuestra identidad nacional como lideres fundamentales ante esta sociedad que nos reclama cada día más como verdaderos formadores de talentos

Erkis Rodríguez

CAPITULO III
Articulo. 37: Proteger a la familia como célula fundamental de la sociedad. Este artículo señala, que el profesor éticamente debe proteger a la familia, por lo tanto debe empezar con la suya, para de esta manera colaborar moralmente con comunidad y por ende con la escuela, para que sirva de ejemplo para fortalecer las relaciones familiares de su comunidad educativa, de allí que debe actuar como protector de cada célula y miembro de esas familias, ya que evidentemente ésta acción es fundamental en el desarrollo de sus discípulos y por lo tanto de la comunidad, teniendo como resultado el fortalecimiento de las relaciones afectivas de los miembro de la sociedad, siendo éste un pilar fundamental en el desarrollo cognitivo de sus alumnos.
Articulo. 38: Trabajar intensamente para la protección del menor y evitar el abandono de la infancia.
El profesor, al realizar un minucioso estudio de sus alumnos, además de analizar su historia familiar, debe encaminar sus esfuerzos por la protección de sus estudiantes y de su familia, evitando que los menores sean maltratados de forma verbal, física y psicológicamente. También debe tener presente que los niños, niñas y adolescente tengan claro la importancia del respeto a su infancia ya que muchas veces hay familias que los explotan y son obligados a trabajar después de la escuelas para poder mantener sus estudios y en todo caso a su familia completa, dejando en abandono su infancia, razón por la cual el rendimiento en sus estudios es deficiente por no tener elementos importantes como distracción, recreación, amor y felicidad. El profesor debe tener en cuenta todos esos aspectos antes mencionados al momento de las exigencias cognitivas del niño, ya que si estos elementos faltan, la educación no podría ser efectiva.
En cuanto al Código de Ética del profesional de la docencia puedo proponer elementos que conformen un nuevo Código de Ética para los Profesionales de la Docencia, es fundamental, si se quiere estimular un mayor compromiso del funcionario con su rol y con la institución a la cual representa como base fundamental en el docente y fomente respeto a las ideas y opiniones políticas, religiosas y la vida privada, independientemente de la nacionalidad sexo, edad, posición social o cualquier otra característica de las personas con quien se relaciona profesionalmente. Además, se deben crear programas televisivos donde se informe sobre el Código de Ética por medio de discusiones con personalidades invitadas como profesores, investigadores, sociólogos, entre otros, con miras a tener excelentes resultados, teniendo como objetivo principal la proyección y divulgación sobre éste lema tan importante y a la vez tan amplio.
Por esta razón, apoyamos y hacemos referencia a lo discutido anteriormente, que éste Código no debería ser llamado de Ética, porque ella es la ciencia que estudia la conducta de un individuo y moral es la actuación del sujeto en una sociedad, es decir gracias a la moral determinamos si es bueno, malo, permitido, deseado en cuanto comportamiento se trate, por ello nos referimos a que debería ser Código de la Moral y no de Ética.

MARKONIK RIVERO PACHECO



Capítulo IV

De los deberes del profesor como docente.

Articulo 48: Tratar a sus alumnos sin discriminaciones de ninguna índole.
Este artículo hace referencia a lo siguiente: el docente debe tener la capacidad de dar trato tanto personal, como profesional a todos sus alumnos de igual manera, es decir sin señalar su sexo, raza, religión o credo. Sin colocar barreras u obstáculos que impidan, el desarrollo educativo e integral de los alumnos, al contrario el deber del docente es poner en práctica, las técnicas y estrategias para mejorar el desempeño de los alumnos, para que de ésta manera, al impartir sus conocimientos, oriente y guie a sus alumnos para que sea excelente su nivel académico.

Articulo 53: Combatir la rutina escolar.
Este articulo hace referencia a las actividades en clase, las cuales no deben ser conductistas, tediosas y aburridas, es decir, el docente debe tener la capacidad de ofrecer clases divertidas, participativas y de interacción alumno-docente, ésto mediante estrategias grupales, como dinámicas, mesa de trabajos y talleres, con el fin de ver las diferentes perspectivas y opiniones de cada alumno y poder cumplir a cabalidad todas sus necesidades, también generar motivación en sus alumnos a realizar actividades dentro del aula de clases, tomando en cuenta, que se ponen en práctica valores importantes como la cooperación, compañerismo e integración grupal entre otros.
Analizados estos artículos puedo decir que estoy en total acuerdo en que estén incorporados al Código de Ética, ya que son base fundamental para la formación integral de los niños, y dan orientación y guía al docente sobre los comportamientos que debe mantener en su campo laboral. En términos generales, puedo decir que el objetivo del Código de Ética consiste en generar la concertación en lo social, político, económico, nacional, regional y municipal hacia el establecimiento de un compromiso sustentado en la educación como actividad principal para promover un cambio radical, orientado a consolidar aquellos comportamientos éticos que permiten asegurar la existencia de una sociedad eficiente y eficaz.
Finalmente no quisiera terminar sin dejar una propuesta como colaboración para la actualización de un nuevo Código de Ética de la profesión docente.

 Estimular la participación de actividades académicas para los jóvenes en la comunida

 Participar consecuentemente en actividades recreativas y deportivas en la comunidad

 Realizar proyectos orientados a mejorar los principios y valores en las comunidades.

Guardar los secretos de confesión que realicen sus colegas y alumnos en determinadas situaciones, es decir no divulgar.
Daisy Mendoza

CAPITULO V.

De las normas Disciplinarias
Artículo 67: La fallas de ética cometida por ignorancia, negligencia impericia o mala fé, debidamente comprobada, serán objeto de sanciones por parte del TRIBUNAL DISCIPLINARIO DEL COLEGIO DE PROFESORES DE VENEZUELA sin perjuicio de las sanciones establecidas por las leyes correspondientes.

En lo particular, pienso que este artículo juega un papel importante en el ejercicio de la profesión docente, ya que impide que se justifique cualquier error o acción inadecuada del docente y contribuye a su vez a la imposición de las sanciones pertinentes al caso y de ésta manera, las faltas no queden impunes. También es importante promover su divulgación y distribución ya en este momento existe en diferentes instituciones, excesos académicos, bien sea por desconocimiento de la ley o por mala fé de los docentes y de igual manera sería este documento un arma importante para promover el respeto de los derechos y deberes tanto del estudiante como del docente
En cuanto a este artículo quisiera dejar un pequeño aporte para la elaboración de un nuevo código de ética que sería: Promover campañas por parte de los organismos competentes para la divulgación y la discusión a través de talleres y charlas para el conocimiento y aplicación del código de ética de profesión docente desde el inicio de las carreras

Rosana Cordero

Capitulo Nº VI

Disposiciones finales

Artículo 69: Las normas de este código solo podrán ser modificadas por la convención del Código de Profesores de Venezuela.
Haciendo un pequeño análisis, hago referencia a la modificación que puede llegar a tener el Código de Ética e indica claramente, que solo la convención de códigos de profesores está autorizada para la realización de cambios en ella.
En lo particular, puedo acotar que estoy de acuerdo con lo que indica éste artículo, pues los profesores son, quienes tienen el conocimiento directo del código de ética, ya que tiene que ver con su campo de trabajo, por lo tanto son los indicados para manejarlo, siempre y cuando escuchen propuestas y pensamientos de docentes y estudiantes de esta formación a nivel nacional.
Artículo 70: Este código entrara en vigencia a los 29 días del mes de julio de 1988 en Caracas. En relación a este artículo, expresa que una vez aprobado el Código de Ética, entrará en vigencia y debe ser acatado por todos los docentes a nivel nacional.
Considero que si este código ha sido publicado nacionalmente y el pueblo está al tanto de su contenido, una vez aprobado debe acatarse, de lo contrario si el pueblo desconoce su contenido, una vez aprobado debe publicarse para que el pueblo tenga un conocimiento del mismo y si la convención de código de profesores de Venezuela garantiza que el pueblo lo conoce y está de acuerdo, de esta manera podrá entrar en vigencia.

OSMEL SUAREZ

CONCLUSION

Para concluir podemos decir que la ética y la moral son cuestiones inaplazables en la vida cotidiana y profesional de un docente de la educación ya que siempre estará presente en nuestras conciencia y la moral nos lleva a una constante reflexión de nuestro quehacer como docentes y en todo caso como profesionales en cualquier ámbito en nuestra sociedad y además, de la importancia de nuestro actuar en la vida como seres auténticos y comprometidos responsablemente en el fortalecimiento de los valores éticos y morales en nuestra sociedad . La ética como la moral y los valores buscan formar seres de bien basándose en verdaderos principios que son aceptados como pilares fundamentales en el ámbito social, por consiguiente es un compromiso que le permite al docente un testimonio satisfactorio y alegría por el deber cumplido por encima de las desigualdad de mezquindades o cualquier otra cosa que busquen alterar los cimientos que constituyen la sociedad venezolana.
No quisiera finalizar este pequeño aporte sin antes hacer una reflexión, la cuál más que una reflexión es una reconocimiento a la constancia, al amor y a la dedicación que debemos tener ante la vida y ante los retos que ella nos emplaza, ya en nuestro largo caminar como docentes, jugamos papeles diversos la cual a su vez, encierra una gran responsabilidad que debemos aceptar como lideres transformadores de una sociedad que en ciertas ocasiones asumimos papeles ineludibles como el de ser mas que maestros o dadores de clases ser padres incondicionales capaces de cualquier sacrificio por nuestros muchachos. Como lo decía la Madre Teresa de Calcuta. “ UNA DE LAS COSAS MAS IMPORTANTES DE LA VIDA ES DAR Y OFRECER A QUIENES VIVEN EN NUESTRO ENTORNO EL AMOR QUE HEMOS RECIBIDO. DAR HASTA QUE NOS DUELA”

Rosana Cordero

QUIEN DIJO QUE LOS PADRES NO SE MATAN POR LOS HIJOS? EL AMOR HACIA LOS HIJOS ES MUY GRANDE Y TAMBIÉN LES ESTORBAMOS

Leer esto antes de ver el video:


¿Un hijo preguntó a su padre, ' Papá, usted participaría en una maratón conmigo? ' El padre quien, a pesar de tener una enfermedad de corazón, dice 'Sí'. Ellos participaron y terminaron la maratón juntos. El padre y el hijo corrieron juntos otras maratones, el padre siempre le respondía que 'Sí' a las peticiones de su hijo de participar y correr maratones juntos.
Un día, el hijo preguntó a su padre, ' Papá, participarías conmigo en el Ironman? A lo que, su padre dijo 'Sí'.
Para los que no saben el Ironman es el triatlón de mas resistencia que existe en el mundo, la carrera abarca tres acontecimientos de resistencia: una nadada (de 3.86 kilómetros) o 2.4 millas en el mar, seguida de un carrera de bicicleta (de 180.2 kilómetros) o 112 millas, terminando con una maratón (de 42.195 kilómetros) o 26.2 millas a lo largo de la costa de la Isla Grande.
El padre y el hijo participaron en la carrera juntos.
Vean esto.

La importancia de la Etica en los padre


Has Click aquí
































































































1 comentario: